Noticias

CORRUPCIÓN, IMPUNIDAD Y VIOLENCIA ES EL DEFICITS DEL GOBIERNO DE MÉXICO DE PEÑA

Inseguridad y corrupción lastran último año de gestión de Peña Nieto
Resultado de imagen para peña nieto
México, (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, inicia hoy su sexto y último año de gobierno con algunos logros económicos en su haber, pero lastrado por enormes déficits en seguridad, combate a la corrupción e impunidad, que pueden pesar en los comicios de 2018.

Prácticamente en cada acto público en que participa, el mandatario esgrime los supuestos beneficios de las reformas estructurales impulsadas por su Administración, iniciada el 1 de diciembre de 2012.

"Yo diría que las tan llevadas y traídas reformas estructurales sí son un saldo favorable, pero tomadas aisladamente dejaron mucho que desear en cuanto a su implementación", dijo a Efe Juan Francisco Torres Landa, secretario de la asociación civil Mexicanos Unidos Contra la Delincuencia (MUCD).

Reconoció que las reformas han tenido algunos efectos positivos como el aumento de la competencia en el sector de telecomunicaciones y la llegada de inversiones al energético, pero señaló que "hay muchos otros temas que inhibieron que estas (reformas) dieran su potencial completo".

"Hay enormes déficits. El más importante es sin duda la estela de corrupción, impunidad y violencia. Estos factores combinados han dado al traste con cualquier posible saldo positivo en este sexenio", consideró.

Lamentó que "pese a que el reclamo es notorio, que la evidencia es masiva, hemos visto una nula voluntad política para entrarle de frente (a estos problemas), y es probable que no se dé porque ellos mismos están metidos".

Al respecto, mencionó algunos de los principales escándalos de corrupción de la gestión de Peña Nieto, incluyendo la "estafa maestra", como se llamó a una trama en que el Gobierno supuestamente usó "empresas fantasma" para desviar recursos millonarios.

Sobre el caso de la firma brasileña Odebrecht, deploró que México sea "el único país de la región donde en lugar de que los responsables estén siendo procesados o en la cárcel, aquí nos dedicamos a procesar a los fiscales o destituirlos".

Con ello se refirió a la destitución en octubre pasado del fiscal para delitos electorales, Santiago Nieto, días después de que denunciara presiones de Emilio Lozoya, exdirector de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Nieto fue destituido bajo el argumento de que violó el derecho al debido proceso al hacer declaraciones sobre la investigación del supuesto financiamiento ilegal de Odebrecht a la campaña electoral del hoy presidente Peña Nieto a través de Lozoya.

Torres Landa señaló que el tema de la corrupción "va a jugar" en los comicios presidenciales de julio de 2018, aunque destacó que "el sistema está apostando a la réplica a nivel nacional de la elección del Estado de México" de junio pasado.

En esos comicios, el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) retuvo su principal bastión, pese a las denuncias de desvío de fondos públicos y transferencia de recursos ilícitos en su favor, así como coacción del voto e irregularidades en el cómputo de sufragios.

Sin embargo, según el analista, el tema de la inseguridad puede pesar más al elegir al próximo presidente, ya que se trata de la principal preocupación de la ciudadanía.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, México registró 2.371 asesinatos en octubre con un total de 20.878 en lo que va de 2017, el año más violento desde la llegada de Peña Nieto al poder.

Al hacer hoy un repaso de su gestión en Palacio Nacional, sede del Ejecutivo, Peña Nieto habló de los avances en infraestructura, educación, creación de empleo o combate a la pobreza, y apenas hubo espacio para la autocrítica.

Solo en materia de seguridad reconoció retrocesos que atribuyó a una "falta de marco legal adecuado y acorde a la nueva realidad".

"Señalar las carencias de fuerzas como policías locales no significa desatendernos de los problemas, sino admitir con ellos que el reto es compartido", afirmó en un evento en el que estuvo arropado por 1.500 funcionarios.

Para el "último tramo" de su mandato, que describió como definitivo, Peña Nieto prometió concluir las negociaciones de acuerdos comerciales como el TLCAN y cumplir la reconstrucción tras los sismos de septiembre pasado, que dejaron 471 muertos y millones de damnificados. EFE
Publicado en: Noticias Internacionales
Fecha: 2017-12-05