Noticias

RECLAMAN LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS QUE VIVEN EN LAS CALLES Y MUEREN ABANDONADOS

Pro Derechos Humanos exige recursos dignos para las personas sin hogar tras la muerte de Joaquín el pasado día 11 en la capital

La APDHA y Primero Vivienda organizan un acto en su memoria este martes, Día Mundial de las Personas Sin Hogar.

Resultado de imagen para personas pobres en granadaLa delegación de Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha remitido un comunicado en el que "denuncia" a las administraciones públicas por la muerte de una persona sin hogar, Joaquín Luque Osuna, el sábado 11 de noviembre, una persona que vivía en la calle, y muestra su “dolor e indignación por esta muerte“.

"Joaquín era una persona amable, vivía en unos soportales de la avenida Federico García Lorca, charlaba con todas las personas, le faltaban unos meses para jubilarse y cobrar una pensión, pero se murió antes de poder cumplir su sueño", detalla la organización.

Unos días antes de morir entró al hospital del PTS con un cuadro infeccioso en la piel y allí le diagnosticaron una pancreatitis aguda. Según la APDHA Granada, murió el 11 de noviembre, sin amigos ni familiares a su lado, algo que podría haberse evitado si hubiera estado alojado en una vivienda digna, dice la asociación.

Según explica la Asociación Primero Vivienda ,Joaquín "estaba próximo a poder solicitar una pequeña jubilación con la que soñaba para quitarse de la calle - decía- . Dormía sentado porque tenía una enfermedad en las piernas que le impedía levantarse si se tumbaba. No quería nada de lo que le ofrecía el voluntariado de las diferentes organizaciones (Cáritas, Cruz Roja, Asociación Primero Vivienda etc.), sólo aceptaba cosas de la vecindad, gracias a la cual tenía comida, ropa y mantas, sin embargo aceptaba encantado la conversación y el acompañamiento".

"Joaquín no ha sido la única persona sin hogar que ha muerto este año en Granada, también lo hizo Chema, al que encontraron sin vida en el lugar donde dormía, una mañana fría del invierno pasado", dice la Asociación Primero Vivienda.

Según la APHHA, “las políticas sociales respecto a las personas sin hogar son injustas e inadmisibles. Estamos amparados por derechos fundamentales, constitucionales y universales: Toda persona tiene derecho a una vivienda digna..., pero nada más lejos de la realidad“, apuntan.

Para la asociación, los recursos que ofrece la ciudad de Granada son insuficientes y no se adaptan a las condiciones de las personas que viven en la calle.

"Hace pocos días nos encontramos, sorpresivamente, con un aumento presupuestario de 80.000€ dirigido a las personas sin hogar que aplaudimos, ya que se trata de un colectivo que se encuentra en una situación extrema. Nos extraña que no estuviera contemplado en el plan estratégico para atender a personas sin hogar que se hizo público hace tres semanas, ni que se haya mencionado en ninguna de las reuniones que se han mantenido con colectivos sociales y en las que se vienen demandando fondos de forma constante. Por tanto, asumimos que se utilizará para aumentar aquellos recursos ya descritos en el plan inicial", indica la APDHA.

Especialmente importante sería, para la APDHA, adelantar la apertura del Centro de Alta Tolerancia o la disponibilidad diaria de la Unidad Móvil, "tal y como ha sugerido APDHA en las reuniones que hemos mantenido. Lamentamos que estas medidas hayan llegado irreversiblemente tarde para Joaquín".

La organización asegura que seguirán muriendo más personas en la calle por las condiciones inhumanas que soportan y lamentan "la inacción de los responsables políticos en materia de vivienda y acción social que en lugar de actuar con eficacia y habilitar pisos, habitaciones, centros de acogida en los distintos barrios, albergues de estancia permanente, centros polivalentes, inmuebles propiedad de la Junta de Andalucía, ayuntamiento o bancos, para que nadie se vea obligado a vivir en la calle, se dedican a miles de reuniones y proyectos llenos de promesas vacías que no llegan a estas personas", critican.

APDHA exige a las administraciones públicas y especialmente al Ayuntamiento de Granada, dejar a un lado las “buenas palabras, gestos y deseos” e iniciar las negociaciones con las instituciones y los bancos que disponen de viviendas vacías para ponerlas al servicio de la ciudadanía, garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y hacer posibles las soluciones para evitar que muera más gente en la calle.

"Mientras siga habiendo personas que viven, duermen y mueren en la calle, la APDHA seguirá denunciando como insuficiente cualquier presupuesto y recurso". "Agua, luz, techo y pan, derecho universal ya", afirma la APDHA.
Publicado en: Derechos Humanos
Fecha: 2017-11-29