Noticias

FEMINISTA ACOSA A JUGADOR PERUANO DE LA SELECCIÓN

JULIANA OXENFORD Y LA DOBLE MORAL

juliana oxenford sus atrevidos mensajes para pedro 778217 jpg 604x0


 Hace poco tiempo, la galantería de un ministro entrante hacia la ministro saliente ocasionó un desborde de críticas e invectivas de todo tipo por parte de la progresía influenciada por el deplorable pensamiento feminista.

Es decir, decirle bonita a una mujer ya no es más una cortesía o señal de caballerosidad como antaño, ahora es casi una ofensa, una señal de acoso. Un acto insufrible e intolerable de la conducta hetero-patriarcal, machista y sexista de un acosador cavernario y patán. Así más o menos es la cosa.

Y no se nos vaya a ocurrir ceder el paso, abrir la puerta, o siquiera mirar a una mujer, todo eso es también acoso y del peor. Así están las cosas. A esto nos han llevado la ideología feminista urdida por mujeres que nunca quisieron ser mujeres, que renunciaron a la femineidad y que plantean la vida como un enfrentamiento con el hombre.

Lamentablemente mucha gente ingenua y desinformada cree que el feminismo busca la igualdad de derechos, que es un movimiento inofensivo que lucha contra los excesos del machismo. Nada más lejano de la realidad. El feminismo busca la destrucción del hombre y en sus posiciones más radicales llega a extremos patológicos de odio y violencia. Entre sus banderas principales está el aborto libre e irrestricto.

Lo que más llama la atención es cuantos tontos útiles tiene en el mundo. Desde los progresistas, aliados de este desvarío, hasta mucha gente que por ignorar lo que hay detrás no es capaz de reaccionar ante esta ideología despreciable.

Lamentablemente la sociedad adormecida por el veneno del progresismo muchas veces no es capaz de notar que existe una doble moral. Hemos citado el caso del ministro galanteador. Pues bien eso no es nada si comparamos lo hecho recientemente por la conductora de televisión Juliana Oxenford.

Durante el último partido del Perú contra Argentina, escribió en su cuenta de Twitter "¿Gallese es soltero? No importa, igual lo amo", luego agregó "Gallese, escucha: Me muero por ti", es decir en los conceptos de la progresía feminista lo acosó públicamente y mostró una conducta hembrista, heteromatriarcal y violenta. Sin embargo nadie dijo nada.

Resulta que Gallese es padre de familia. A nadie le importó. El furor uterino se puede ventilar públicamente y acosar a cualquiera. No importa. Para eso existen dos medidas, dos visiones, dos leyes morales.

Publicado en: Artículos
Fecha: 2017-10-10