Noticias

HASTA EN EL TENIS ESPAÑOL CORROE LA CORRUPCIÓN

Detenidas 15 personas, entre ellas varios tenistas profesionales, por el amaño de partidos en España

Uno de los jugadores, cuya identidad no ha sido revelada, participó en el último US Open. 

Detenidas 15 personas, entre ellas varios tenistas profesionales, por el amaño de partidos en España

La Guardia Civil española ha detenido a 15 personas e investigado a otras 68 por su presunta pertenencia a una organización delictiva dedicada a sobornar a tenistas profesionales de las categorías ITF Futures y Challenger, con el fin de manipular los resultados deportivos y lucrarse con apuestas fraudulentas.

De las 83 personas implicadas, 28 son tenistas profesionales –entre detenidos e investigados–, uno de los cuales –cuya identidad no ha sido revelada– participó en la última edición del torneo US Open.

Es el resultado de la operación 'Bitures', que se inició a raíz de la denuncia interpuesta por la Tennis Integrity Unit (TIU), una organización internacional anticorrupción, responsable de velar por la integridad en el mundo del tenis.

Tras la denuncia, los agentes comenzaron a investigar a un tenista español, y acabaron por desentrañar la compleja trama de sobornos, coacciones y apuestas que la red criminal había logrado articular.
Identidades falsas, intimidación y ganancias millonarias

Básicamente, los delincuentes sobornaron a varios jugadores para posteriormente coordinar la realización masiva y simultánea de apuestas al partido que previamente hubieran amañado con el tenista correspondiente.

Para realizar las apuestas, la organización usurpó las identidades de miles de ciudadanos y las vincularon a las cuentas de apostantes y monederos electrónicos donde revertían el dinero obtenido. Así enmascaraban su verdadera identidad y evitaban tributar a la Hacienda Española por las ganancias derivadas de las apuestas fraudulentas. 

Una vez que lograban implicar a los tenistas mediante el soborno, varios miembros de la organización se desplazaban a los lugares en los que se disputaban los partidos, para asegurarse de que los deportistas cumplían con el amaño acordado. Estos sujetos solían ser corpulentos, y su función consistía, en gran medida, en ejercer una presión intimidatoria sobre el jugador implicado. También se encargaban de dar luz verde a la realización de las apuestas deportivas.

La Guardia Civil ha podido constatar que esta red delictiva operaba al menos desde febrero de 2017, y estiman que ha podido generar ganancias millonarias mediante su actividad.

Durante la operación se llevaron a cabo 11 registros domiciliarios en 9 provincias españolas, en los que se intervinieron 167.000 euros en efectivo. Los agentes hallaron además 5 vehículos de alta gama, un arma corta, pruebas documentales de las identidades usurpadas, más de 50 dispositivos electrónicos, ordenadores y varios artículos de lujo (principalmente piezas de joyería y bolsos) en los que invertían las ganancias.

Publicado en: Corrupcion
Fecha: 2019-01-11