Noticias

LO QUE DIJERON LOS PRESIDENTES DE AMÉRICA SOBRE LA CORRUPCIÓN

Cumbre de las Américas: esto dijeron los presidentes sobre la corrupción en la región

Los mandatarios participantes en la Cumbre aprobaron el Compromiso de Lima, documento que se centra en un pronunciamiento de lucha contra la corrupción.



Los líderes políticos de América que participan en la VIII Cumbre de las Américas asumieron el Compromiso de Lima, documento anticorrupción que exige una mayor cooperación jurídica, gobernabilidad democrática, transparencia y participación ciudadana.

El Compromiso de Lima fue aprobado por los representantes de los 34 países presentes en la reunión a pedido del presidente peruano, Martín Vizcarra, al inicio de la reunión plenaria en lugar de al cierre, como es habitual.

El documento responde al tema de "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción" que Perú, en calidad de país anfitrión de la mayor reunión diplomática y política del continente, eligió para este encuentro. El presidente Vizcarra invocó a sus colegas a formar una "alianza regional contra la corrupción" que ofrezca "soluciones concretas" y "avanzar hacia una democracia de calidad garantice el desarrollo de los ciudadanos".
Lo que dijeron los presidentes sobre la corrupción

Durante su participación en la sesión plenaria, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos se refirió a la corrupción como "un ememigo que se ha ido enquistando a través de los tiempos" en la región. "Debemos enfrentarla como región, aunar esfuerzos y compromisos para ser más eficaces (...) Si la corrupción es hoy más visible que antes se debe en gran parte a que las autoridades cuentan con mejores herramientas para destaparla y combatirla", dijo.

En tanto, el chileno Sebatián Piñera reforzó esta idea apuntando que la corrupción constituye, junto al narcotráfico y el "populismo", un formidable enemigo "de las libertades, las democracias y la calidad de vida" de los pueblos de la región. Así, pidió establecer "reglas claras, objetivas, no discrecionales y lo más estables posibles" y modernizar los estados para acercarlos a los ciudadanos.

Por su parte, Evo Morales, de Bolivia, apoyó el combate contra la corrupción pero alertó sobre "una falsa lucha" en este sentido, orientada a "derrocar gobiernos legítimos", en lo que fue una defensa del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Dá Silva, condenado a 12 años por delitos de corrupción.

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que el tema del encuentro presidencial en Lima "moviliza a nuestras sociedades porque no se puede tolerar la corrupción", y resaltó que la democracia es "la mayor arma para hacer frente a ese mal".

Temer destacó además la colaboración regional para reforzar el combate a los ilícitos trasnacionales, a través de la cooperación de los ministerios de finanzas. "Hay que seguir en esos esfuerzos, por eso estamos aquí", dijo el gobernante brasilero a sus colegas de las Américas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, consideró que la lucha contra la corrupción debe ser un esfuerzo conjunto. "Hay importantes retos que debemos enfrentar de manera conjunta, uno de ellos es la lucha contra la corrupción que afecta a todas nuestras naciones, en ciudadanía y las instituciones", dijo ante los gobernantes.

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo un llamado a todos los demás mandatarios de la región a unir esfuerzos en la lucha contra este delito, el cual, en su opinión, ha traspasado fronteras y obstaculiza el desarrollo social y económico de los países.

Compromiso de Lima

Durante la apertura del evento, el presidente Martín Vizcarra propuso a los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la VIII Cumbre de las Américas, conformar una alianza regional contra la corrupción y a adoptar compromisos concretos para enfrentar este problema que afecta a la región.

Uno de estas medidas es el Compromiso de Lima, documento que recoge 57 puntos que exigen a los países incrementar la cooperación jurídica orientada a combatir el soborno internacional, el crimen organizado y el lavado de activos, así como la recuperación de activos vinculados al delito.

También insta a considerar "la prestación de asistencia, de la manera más amplia posible, cuando sea procedente y esté de acuerdo con los respectivos ordenamientos jurídicos internos" en los casos de corrupción trasnacionales. La más amplia cooperación entre "las autoridades judiciales, policías, fiscalías, unidades de inteligencia financiera y autoridades administrativas", en las investigaciones por corrupción fue otra de las promesas hechas por los mandatarios.

El Compromiso de Lima también pide fortalecer la gobernabilidad democrática a través de "la autonomía e independencia judicial" y desarrollando "una cultura de transparencia, participación ciudadana y prevención de la corrupción". Una mayor "transparencia, acceso la información, protección de denunciantes y derechos humanos, incluyendo la libertad de expresión" fue otro de los compromisos vinculados a la declaración. EFE
Publicado en: Actualidad
Fecha: 2018-04-16